Las 10 cosas que tu hijo necesita hacer mientras sea niño

ensuciandose Cuando tenemos un hijo pequeño nos abruman mensajes contradictorios sobre las cosas que debemos ofrecer a los niños, las experiencias, recursos educativos y logros en su autonomía que parece que hay prisa para que logren antes de los seis años: dormir solo de un tirón, leer o dejar los pañales.

Sin embargo, a veces nos olvidamos de lo importante que es la experiencia real con la naturaleza y los materiales. Vamos a hablar de eso y os voy a proponer 10 cosas que creo que todos los niños necesitan poder hacer en su infancia.

Ensuciarse

Ensuciarse a conciencia: con barro, agua, arena, hojas secas, hierba mojada, polvo de los caminos, lluvia en el pelo, paja del establo. Mancharse lo que necesiten, sin miedo a la suciedad, ni a que se estropee la ropa, ni tan siquiera el resfriado. Mancharse sin preocupación, sintiendo la experiencia de la materia natural.

Revolcarse por un prado, pisar las boñigas de una vaca, acariciar un animal, tener las manos llenas de barro y de musgo de un arbol. Terminar con los zapatos empapados del limo de un riachuelo.

Comer alimentos que recolecte de la Naturaleza con sus propias manos

Seguramente muchos, cuando eráis niños, descubrísteis el placer de comer algo cogido con vuestras propias manos. Yo comí peras y manzanas verdes de un árbol en el que trepe, moras del zarzal en el camino, setas de otoño (con la supervisión de un experto), espárragos e hinojo silvestres, nueces y piñones caídos, frambuesas, flores de acacia, trigo verde, néctar de campanilla, el dulce jugo de una hoja de hierba, higos maduros, huevos de las gallinas recién puestos, leche ordeñada con mis propias manos.

En lo posible ofrecer esta experiencia maravillosa a los niños, en paseos por el campo, vale la pena.

Y si tenemos la oportunidad de cultivarlos nosotros mismos en casa o en el jardín, es otra experiencia maravillosa el plantar, regar y cuidar los vegetales para luego disfrutarlos frescos y llenos de sabor.

Construir un refugio

Nosotros hemos construido muchos refugios. En el bosque, con ramas caídas; en la playa, con los troncos que arrastra el mar; en el desierto, con hojas de palma, piedras y cañas. Inventando un lugar donde escondernos, una aventura de naúfragos u hombres prehistóricos.

Sentir los elementos

Sentir directamente la fuerza y la diversidad de los elementos de la Naturaleza es emocionante, divertido y educativo. No privemos a los niños del viento en la cara, la lluvia en el pelo.

Meter los pies en el río, chapotear en los charcos, tocar con la mano el hielo en invierno, arrancar un carámbano. Revolcarse en la hierba y en la nieve. Lanzarse pellas de barro. Dejar que te rodee una tormenta. Patear las hojas otoñales. Oler las flores de la primavera. Explorar un bosque, una cueva (pequeña), caminar sin rumbo en un paraje natural. Subir una montaña hasta que puedas ver el horizonte y oler el aire de las alturas.

Descubrir animales en libertad

Mirar en una charca los renacuajos, los peces en un riachuelo, observar aves en libertad, perderte en el vuelo de los flamencos. Sentarte en mitad el bosque, en silencio, tumbado sobre la hierba mientras miras los insectos que se mueven. La sorpresa de un conejo que corre. Y, si puede ser, delfines saltando en torno a tu barco o corzos asomando, tímidos, entre los árboles. Escuchar el canto de los pájaros sin hablar. Seguir el curso de un rio hasta ver patos o nutrias.

Hacer sus propios juguetes

Otra de las actividades que olvidamos, cuando pueden ser muy sencillas, es enseñarles a construir sus propios juguetes.

Hacer una cometa y luego, esperar ansioso un día de viento para hacerla volar es algo maravilloso. Hacer una flauta o un palo de agua. Inventar una presa en el riachuelo con palitos y piedras, dejando luego que el agua vuelva a correr libre.

Trepar

Trepar por el simple placer de trepar. Con seguridad, pero sin miedo, y acompañados si es necesario. A un árbol, una tapia, una piedra enorme o una montaña. Sintiendo el peso del propio cuerpo, la gravedad que empuja hacia abajo, descubriendo los lugares donde apoyar los pies y asegurar las manos. Arañándose las rodillas, gritando al llegar a la cima, saltando como locos al rememorar la hazaña.

Encender una hoguera

Encender una hoguera. Por supuesto, con todas las normas de seguridad y la supervisión de un adulto, pero encenderla. Recogiendo ramas secas, con carbones, en un espacio asegurado o en una chimenea. Dando aire con un fuelle o abanicano con lo que tengamos a mano. Viendo como las llamas se alzan, sintiendo el calor en la cara, observando como se consume y, al final, apagando las brasas.

Comer con las manos

Pues si. Comer con las manos es un placer que no deberíamos prohibir, siempre dentro de las normas y adaptándonos al lugar y el alimento. Pero comerte unas chuletas, un pescado asado en el espetón, lo que sea, pero sin necesitar platos ni cubiertos, con los dedos calientes y la grasa por la barbilla. Es divertido, exitante y reconfortante.

Ir descalzo

Por casa les encanta seguramente ir descalzos. Y os lo digo aunque a mi me cueste horrores no ser una pesada de las zapatillas.

Y además, con cuidado, deberíamos dejarles sentir la sensación de los pies desnudos sobre la hierba y las hojas húmedas, la arena caliente, las piedras del camino, la nieve y el agua del un río o el mar aunque estén fríos. Luego, te limpias y te calzas, pero un rato de pies desnudos, con el barro colandose entre los deditos, es un placer y una experiencia sensorial que merecen tener.

 Estas diez cosas que los niños necesitan experimentar en su infancia son propuestas a las que deberíamos acercarles, en vez de prohibirlas o evitarlas, pues son una fuente de aprendizaje, libertad y diversión maravillosa.

Publicado originariamente en Bebés y más por Mireia Long

Comments

comments

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre Email Format html text

Claudia Patricia Rodriguerz Peralta - definitivo !

Andrea Carol Bobadilla Arellano - Cuando niña hize todo esto .Recuerdos hermosos de mi infancia.

Monsters Daisies - Desde luego…hay que enséñales de donde venimos ….y lo realmente somos naturaleza..y no lo que intentan que creamos…

Araceli Jimenez - de acuerdisimo, mi esposo y yo les permitimos todos los pasos que ustedes proponen y son muy buenos estudiantes y seres humanos, la gente nos dice que si como le hicimos y la respuesta es dejarlos disfrutar cuando eran niños

Rosario Alexander Fernandez - Excelente consejo para los padres, no hice muchas de esas cosas de niña es amentable, pero podre realizarlos algunos consejos con mis nietos, GRACIAS.

Sandra Maulen Aguilera - Los he dejado hacer todo lo que comentan y es hermoso ver como se divierten y aprenden mientras lo hacen

Marcela Codas Machain - Hay sólo dos cosas que no hice cuando era chica. No me acuerdo haber fabricado un juguete propio ni haber prendido una fogata. Buen artículo!

Graciela Lopez - Cuampos permisos para disfrutarrrrrrr!!!…Excelenteeee!!1

Esther Medina de Mera - Estoy totalmente de acuerdo con este artículo. Queremos darle tanto material que se nos olvida ofrecerles lo más sencillo y necesario; el enriquecimiento sensorial, el contacto con el medio natural, el disfrute y respeto de la naturaleza entre otras.

Nicole Orozco - Whath!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Elena Molina-Prados - Perfecto! ♡

Jose Luis Donayre Moreno - Super bueno el comentario super muy exelente

Jaime I. Jimenez - o sea, asilvestrar al niño

Danielle Ornelas - Jajaja los hice todos, era un niña muy activa

Pia Divasto Bacelli - Me encanta el artículo. Creo que eso es criar desde el respeto. Saludos

Natalia Ulloa Arce - Yo si

Blanca Bacelli - No lo lei antes…pero mis hijos hicieron todo esto!!!!! estoy feliz de como fueron creciendo y desarrollandose !!!!!!

Pilar Castro Vidal - Creo entonces que nos faltan pocos por cumplir

Aura Muñoz - Todo eso lo hice en mi ñiñez y estamos tratando que mis nietas vivan lo mismo.

Maricela Baez Ojeda - Que lindo !!!@@@

Pablo Jimñenez Zúñiga - En la medida de posibilidades de cada padre; se debe dar LIBERTAD a los hijos menores de explorar, descubrir, experimentar ese contacto con su entorno libremente, claro que debe haber guía pero una guía sin control, una guía natural para que elos puedan sentir esa libertad de vivenciar su mundo para que aprendan a valorarlo y por ende a CUIDAR Y REPETAR con la premisa de PRESERVAR.

Maria Eldy Vaca Pestaña - buenisimoooo seguro que lo haremos este fin de semana no todo pero empezare por un paseo por la montaña,ya les comentare mi experiencia con mi peque saludos

Gloria Sanchez Duarte - Con estos pasos creo que mi hija es muy feliz y ella es libre y todo le encannta relacionado con la naturaleza sin duda… Gracias creo que lo estoy haciendo bien

Kati Masa - Yo hice todas esas cosas y tengo unos recuerdos maravillosos

Candela Garcia - Amén….esto es la Biblia!!!

Mariano Benito Duque - Totalmente de acuerdo.
A ver si somos capaces de evitar que acaben metiéndonos a todos en blisters asépticos para observar el mundo a través del móvil o cualquier otro tipo de cacharro cada vez más sofisticado.
Todavía recuerdo la ilusión de una de mis hijas cuando, a los 3 años, descubrió gallinas sueltas corriendo por las calles de un pueblo.

Luca Sanguini - Absolutamente imprescindible! Y si de paso nos metemos con ellos en el charco disfrutaremos el doble. Redescubrir con regularidad nuestro niño interior nos permite envejecer con menos miedos y con muchas más alegrías.

Cesar Carlos Andrade Malpartida - tengo mi hijo y trato de darle todos de estos puntos y sobre todo que yo de niño los 10 puntos lo trabaje, muy buena gracias

Jorge Cen C - Ya ven abuelos es lo que yo les digo y me regañan por dejarlos hacerlo

Juan Carlos Suarez Hernandez - Yo creo. Que hay más de 10. Cosas como tronar cuetes y pescar

Astrid Herrera - Muy cierto, todo esto en el patio de mi casa. Encontré lombrices, hice mi casita, queme las hojas del árbol y mucho más. Eso me hizo exploradora y desarrollo muchísimo mi imaginación.

Luis Miguel Perez Alonso - Pues que vengan a Suecia!!!! aqui a los niños se les permite todo eso….. si mi hija hiciera en España lo que hace aqui…… me dirian que soy un mal padre, que la niña se me va a constipar, que se me va poner mala por comer con las manos, que se vovlera una salvaje….. etc En España tenemos muchos, quizas demasiados, estereotipos! Un saludo!

Almendrosa Linda - vivir desarrollando los cinco sentidos, no solamente la vista, el “mira, mira’.

Francheska Vélez Ramírez - Como debe ser!

Hebe Escobar - Es important saber est par la criansa d los hijosw

Pam A. Constantine - Y porqué sólo los niños? Los adultos también deberían hacer cosas así .w.

Gabriel E. Vando - De quien primero oir esto fue de Don Pedro Albizu Campos, anadele, pintarse todo con las manos /

Lourdes Sosa - Esto era cuando nosotros nos criabamos, que buenos tiempos.

Sarai Rosario - Lo hice en mi ninez y fue lo ideal y feliz

Michelle Badillo - ESPECTACULAR

Janet Mujica - Muy buenos concejos para los padre modernos y tecnologicos hay que sacar tiempo

Maribel Rosa - Pues yo hice de todo y mas que eso. Por que me crie en puerto rico alla si hay lerbertad de poder aprender

Lindalett Flores - Lo hice bastante bien con Omar

Tu mail nunca será publicado ni compartido. Required fields are marked *

*

*