¿Qué aprenden los niños en el “rincón de pensar”?

Boy wearing dunce cap in corner

Hoy seguimos ofreciendo artículos sobre los efectos de la “silla de pensar” y agradecemos a Louma Sader, autora del blog Amor Maternal, que nos permita copiar y reproducir este artículo que ella escribió sobre este método.

¿Qué aprenden los niños en el “rincón de pensar”?

He escuchado varias veces de boca  de diversos padres que el time-out, o  silla de pensar es una forma de castigo “menos dañina”, más amigable, etc. con  el niño. No estoy de acuerdo con ello, de hecho estoy  en contra del castigo per se y creo que lo que buscamos los padres es enseñar a nuestros hijos que lo que han hecho  es indebido, o tiene consecuencias indeseadas, dañinas, o simplemente no estamos  de acuerdo con ello.
¿Y qué  aprende un niño cuando se le invita al rincón o silla de pensar?

Pensemos con la  cabeza fría, porque si nos ponemos a ver, a primera vista el time-out puede parecer  algo menos violento que un castigo físico, pero si miramos más allá nos damos  cuenta de que conlleva humillación, ignora los sentimientos del niño, no busca  realmente las causas, les enseña (probablemente sin querer) a  aislarse cuando tienen un problema en lugar de “juntarnos” o hacer time-in,  dialogando las cosas hasta encontrar una solución. El  tiempo fuera no resuelve nada, enseña al niño a no expresarse, a buscar  maneras de volver a hacer lo mismo sin que lo pillen y disminuye su  autoestima.
Por otra parte, yo sí  encuentro violencia en el time-out, aunque no sea violencia física, creo que es  violencia psicológica. Muchas veces el niño llora durante toda la duración  del tiempo fuera y todos – o al menos casi todos – conocemos las consecuencias a largo plazo de dejar llorar a los  niños, del llanto no consolado en general.
Cabe preguntarnos, ¿les estamos enseñando empatía a nuestros  hijos cuando les tratamos así? ¿Qué sentiríamos nosotros si ante un  problema, disgusto o comportamiento que desagrada a nuestra pareja nos tratara  de esta manera? ¿Y si hiciéramos algo  desagradable a nuestros hijos y nos mandaran ellos al rincón de  pensar?

Me da una sensación de bullying, así de simple. ¿Y qué tiene  que ver con el bullying? Pues que en cierto modo es  un abuso de poder, vemos a una persona “grande” de la cual depende  enteramente la persona “pequeña”, indicarle retirarse del espacio que están  compartiendo. ¿Y qué va a sentir ese niño en esa situación? Pues tristeza,  abandono, frustración, ganas de vengarse, de volverlo a hacer y que no le  pillen, como bien comenta Alfie, de “perfeccionar” la táctica en lugar de dejar  de hacer lo que “estuvo mal”. ¿No sería más simple y más sano sentarnos  juntos a hablar las cosas?

Los niños  repiten muchas cosas porque aprenden imitándonos y muchas veces escapan de  nuestra boca palabras que jamás nos hubiéramos creído capaces de pronunciar.  Muchas de éstas pasan desapercibidas hasta que un hijo las repite. Benditos espejos son nuestros hijos, benditos maestros con  infinito amor y paciencia que nos enseñan a volver a nuestra esencia.
Aún queda mucho que  decir en torno al tema de la crianza no  punitiva, muy pronto publicaré más al respecto. Esta vez buscando soluciones  constructivas, compasivas y por supuestísimo: respetuosas con el niño.
¿Ustedes qué opinan?  ¿Practican el rincón de pensar con sus hijos? ¿Sus padres lo hacían con ustedes?  ¿Qué sentían en esos momentos?
Louma Sader

Comments

comments

Subscribe to our mailing list

* indicates required Email * Nombre Email Format html text

Evy Arellano - Cierto! Somos el espejo de nuestros hijos, lo más importante es educar con amor por sobretodo;)

Lesly Manchego Loayza - Entonces que técnica para educarlos puede recomendar ya que esa la práctican hasta en los colegios…

Yago - Pues resulta que tenemos un niño que ahora Tiene cinco años. Cuando tenía tres utilizamos la técnica de “ahora te vas a tu cuarto a pensar”.
A la segunda vez que lo hicimos, resultó que el niño nos dijo que “no le gustaba pensar”. Su contestación fue tan elocuente para nosotros que cortamos inmediatamente el uso de este recurso. Desde entonces comprendimos que es un auténtico error asociar un castigo al hecho de pensar.
Espero que os haya servido nuestra experiencia. Saludos

Marta Roca B - Bueno pienso que no se puede generalizar en nada, habrá niños que les funcione y otros que no…cuando se ponen histericos a ver como razonas con ellos. Creo que si un niño se pasa la mitad del dia en la zona de pensar habrá que pensar que no funciona, tiene que ser para algo puntual .

Mercedes Fernanda Mendez Serra - Creo que el Rincon de pensar es una formar de decir que en una sociedad hay reglas y hay que cumplirlas. Y que no puede formar parte de ella si no las respetas. Entiendo que hay un grado de autoridad en enviar a alguien a pensar pero si se le envia de una manera tranquila y se le explica porque esta alli no lo veo tan mal. Ademas consider que depende de la edad de los ninos. (con 2 anios poco puede dialogar mi hijo).Gracias por el articulo. Te permite cuestionar tus propios comportamientos!

Missau - Desde lo que he vivido y estoy viviendo como persona adulta que comparte con otras personas adultas, una regla que se repite como general, es que nos reprimimos el sentir. Pero un niño es todo sentir! y claro de ahi entiendo el conflicto… es muy dificil permitirle el sentir a otro si nosotros mismos nos cortamos el grifo. Entiendo que si un niño en un momento dado tiene una perreta lo idoneo en ese caso es dejarle sentir la rabieta… el esta en la emocion… con la emocion no hay razonamiento que valga porque es mucha la energia que se mueve,y esta bien sacarla! Me he visto a mucha gente adulta con muchisimo dolor reprimido de la infancia (yo misma incluida) y que ahora que uno es adulto puede decidir por cuenta propia liberarla e ir sanando estas partes enquistadas de dolor profundo no gestionado.

En el caso del niño y tu como adulto que sabe, pienso que la forma mas idonea de hacerlo es poniendo limites acertivos y mantenerlos y si toca perreta dejar que la sienta cuidando de que no se haga daño a el ni a otros claro! Obviamente es un proceso, porque es necesario aprender cuando un limite es acertivo o no. Y en esto hay que estar dispuesto a equivocarse mil veces.

Marcela Ortiz - Excelente articulo! Yo tuve una situación en la que enfrente a las maestras del kinder de mi hija porque me la obligaron a esa tontería del tiempo fuera porque NO ponía atención….salio llorando horrible como si me la hubieran golpeado! Investigue, les arme un resumen de información sobre instituciones reconocidas en EU y de Psicologos reconocidos mundialmente que hablan de lo que se menciona en el articulo, es terrible para los niños. Hay cada madre si desea que ignoren y violenten a sus hijos psicologicamente YO NO! Que se use en la escuela no es garantía de que se DEBA de hacer!

Felicidades por el excelente Articulo!

Tu mail nunca será publicado ni compartido. Required fields are marked *

*

*